#Evangelio - Ver el actuar de Dios en nuestra historia (13 de octubre)

11 de Octubre 2019
 Comunicaciones Parroquia Cristo Rey
#Evangelio - Ver el actuar de Dios en nuestra historia (13 de octubre)
A+ A-

Hace ocho días la liturgia de la palabra nos llevó a reconocer la fe como respuesta obediente al proyecto de Dios, el episodio del evangelio de este domingo nos permite seguir el progreso de una fe inicial que lleva al discípulo hasta la participación consciente en la salvación.

El evangelio de la misa de este domingo (Lucas 17, 11-19) tiene dos partes, en la primera el escenario lo ocupan diez leprosos y Jesús, para la segunda han quedado solo un extranjero curado y Jesús. La narración hace necesaria la presencia de los discípulos a fin de que tengan sentido las preguntas retóricas del Maestro.

La narración arranca con un hecho inusual para los tiempos de Jesús. Yendo de camino hacia Jerusalén, el Señor se dispone a entrar en una población y de allí sale un grupo de leprosos, la práctica de aquel tiempo era que a los leprosos se los vinculaba con un estado de impureza y eso les conminaba a vivir fuera de los poblados. Este hecho inusual, de unos leprosos que salen de un poblado, sirve al texto para expresar la fe inicial que impulsa al grupo de enfermos a avanzar hacia Jesús, encontrarlo y formularle una petición: «Jesús, maestro, ten compasión de nosotros».

La respuesta de Jesús aquí está conformada por un gesto y una palabra. «Al verlos, les dijo»: la mirada y el mandato constituyen una única acción. La mirada de Jesús, como la mirada del Padre, es realización de la misericordia. La mirada de Dios viene a ser respuesta a la súplica del ser humano; así aparece en varios salmos y en el Magníficat, «Ha mirado la humillación de su esclava» (Lucas 1, 48). El mandato que completa este gesto confirma el efecto real de la misericordia: «Vayan a presentarse a los sacerdotes».

En las prescripciones del libro de Levítico (capítulo 14) se establece que, cuando un leproso llegue a curarse de su enfermedad, tiene derecho a ser readmitido en la comunidad mediante un rito que realiza el sacerdote. En el episodio del evangelio de este domingo, la orden de Jesús manifiesta que, al mirarlos Él, se ha obrado su curación.

Esta mirada liberadora de Jesús es correspondida con la mirada de uno de los enfermos. «Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos». Este ‘ver’ del hombre aparece como la toma de consciencia de lo que Dios ha obrado en su historia personal, y desde este descubrimiento, quien ha sido mirado por Dios, vuelve sobre sus pasos para testimoniar su acción de gracias.

En resumen: la fe inicial impulsa al hombre a salir al encuentro de Jesús que viene, este encuentro en el episodio del evangelio de hoy se presenta a través de la estructura sacramental gesto y palabra –palabra que explica el sentido del gesto–. Este encuentro con el Jesús de la mirada misericordiosa le permite al hombre ver el actuar de Dios en su misma historia. La mirada de Jesús ocasiona el paso de la fe inicial –tal vez interesada– a la acción gratuita de la alabanza y la acción de gracias.

Podemos apreciar este episodio como una ampliación de la enseñanza del domingo anterior en el sentido que invita a valorar la fe más que como confianza del hombre para obrar milagros, mucho mejor como apertura que está realizando Dios en el mismo creyente para reconocer y acoger la gracia.

 

Fuente: Padre Tadeo Albarracín Montañez. Vicario Parroquial.

Desarrollo por San Pablo Multimedia